¡¡Vivan los novios!!

No nos puede gustar más recibir en nuestro hotel a una novia radiante que con nervios y gran emoción se dirige a una Suite real para prepararse para el gran día. Vestirse de novia en una habitación con tanta historia es todo un lujo y hacerlo además con tu madre, hermana o amiga especial es algo que no se olvida nunca.


Estos días de verano son muchas las bodas que se celebran en Pamplona y para nosotros es un auténtico honor que los novios elijan nuestro hotel para disfrutar de la preparación antes de la boda. Preciosos coches antiguos aguardan impacientes la salida de la novia de nuestro hotel. ¡Todo un espectáculo que sólo los que pasean en ese mismo instante por la Plaza del Castillo pueden disfrutar!

Agradecemos desde aquí a todos los novios que confiáis en nuestro servicio y a todos los amigos y familiares que consideráis que es el mejor regalo que podéis hacer a los novios...¿Y nosotros qué vamos a decir? Pues que es una experiencia única e inolvidable.