¡Conozca San Fermín con nuestra ruta!

Una visita guiada con la que viajará al origen de las fiestas de la mano de Fernando Hualde

Habitaciones Históricas

Estancias dedicadas a personajes como Víctor Eusa, Hemingway, Pablo Sarasate, Orson Welles o Manolete

Suite 201 Hemingway

El mejor embajador de las fiestas de San Fermín cuenta con una Suite personalizada que se conserva tal y como él la conoció.

El placer de un buen desayuno servido en mesa

Disfrute de la calma de nuestros desayunos "La Perla" o "El Continental"

El Salón La Perla

Podrá descansar y disfrutar de la colección de libros firmados por nuestros huéspedes

Figuras de ajedrez que cobran vida


Habitación 601- Infanta Isabel

Los monárquicos se dividían en aquellos primeros años del siglo XX entre legitimistas y dinásticos. La infanta Isabel, sabedora de la hostilidad que hacia ella tenían los carlistas (legitimistas) optó en la visita que hizo a Pamplona en julio de 1908 por no aceptar favor alguno de los gobernantes navarros, de mayoría carlista, y es por ello que rechazó la invitación de alojarse en el Palacio de Navarra, ocupando a cambio todo el primer piso del Hotel La Perla.


Pese a ello no le faltaron actos de bienvenida bajo sus balcones. Bandas de música, formaciones militares, comparsa de gigantes..., ¡todo en honor a ella!

Recogen las crónicas que a una señal de la Infanta los gigantes se alzaron para bailar. Y sucedió que..., sucedió que al moverse el gigante que representa al rey de Europa, el caballo que había a su lado –que no se esperaba tal movimiento de la otra figura del ajedrez-, asustado, salió en estampida arrastrando tras él al volcado carruaje de uno de los Grandes de España. ¡Lástima de carruaje!


Homenaje Federico Moreno Torroba Larregla

Desde el Gran Hotel La Perla queremos sumarnos al homenaje que recibió el viernes 11 de octubre  el compositor y director de orquesta Federico Moreno Torroba en el que la Federación de Coros de Navarra entregó la Medalla de Oro y la pianista Raquel del Val ofreció un concierto junto a la Coral Mendi Abesbatza dirigida por Ion Irazoki, la soprano Dorota Greskowiak y el tenor Eduardo Zubikoa. Una celebración que comenzó en la parroquia Doneztebe-Santesteban y que concluyó al día siguiente con un concierto en la iglesia San Antonio de Pamplona. El colofón del acto lo puso el estreno absoluto de Habanera del soldadito, de la zarzuela Luisa Fernanda de Federico Moreno-Torroba padre que el hijo ha adaptado para coro y orquesta a petición de la Coral Mendi. “Lo he hecho con mucha ilusión porque era la zarzuela de mi padre”, dice el premiado, sorprendido y agradecido por este reconocimiento. “No me lo esperaba, pero me siento feliz porque los coros navarros se hayan acordado de mí. Aunque he tenido que vivir muchos años fuera, nunca he olvidado Navarra y mi niñez en Santesteban. Y ahora, aunque tengo que viajar con cierta frecuencia a Madrid, mi residencia fija está aquí. Toda mi vida está dedicada a la música. Por todo esto, que me entreguen la Medalla de Oro lo recibo con mucha alegría y una inmensa gratitud”, declara Moreno-Torroba.




Como saben porque ya les hemos contado en otras ocasiones, en el hotel contamos con una habitación dedicada al compositor, la habitación 102. Y siempre estaremos agradecidos a su familia y en especial a su hijo ya que nos donó la última batuta de su padre, que se encuentra expuesta en una vitrina de su habitación junto a la partitura de Sor Navarra.





Nos alegramos enormemente de este merecido reconocimiento y transmitimos desde aquí nuestra enhorabuena por su gran trayectoria musical de la que os dejamos a continuación (para quienes no la conozcáis) algo de información:

Federico Torroba-Moreno Larregla (Madrid, 1933), es hijo de Federico Moreno-Torroba Ballesteros y nieto de Joaquín Larregla por parte de madre. Por parte de padre, es nieto de José Moreno Ballesteros, catedrático de órgano del Real Conservatorio de Madrid. El galardonado cuenta con una amplia trayectoria como compositor y director de orquesta desarrollada en España y Estados Unidos.

Federico Torroba-Moreno Larregla, aunque nació en Madrid, vincula su vida a Navarra, concretamente a Santesteban, donde vino a vivir cuando tenía 3 años y donde se gestó su vocación al pertenecer a una familia de músicos. Es hijo del maestro Moreno-Torroba y nieto del famoso concertista de piano y compositor navarro Joaquín Larregla por parte de madre. Por parte de padre, es nieto de José Moreno Ballesteros, catedrático de órgano del Real Conservatorio de Madrid. “He vivido la música en casa desde niño. Mis dos abuelos eran grandes músicos y en mi familia se respiraba música por todos los lados. De Joaquín Larregla poco se puede contar que no se sepa y de José Moreno decir que era un virtuoso organista”, explica Federico Moreno-Torroba.

Su vocación le llevó a realizar sus estudios musicales con Angel Arias, para continuar con su formación en temas de orquestación, composición y dirección de orquesta con su padre. “Todo ha sido importante en mi formación musical, pero los consejos de mi padre han sido muy valiosos. Aunque no era profesional, era un gran director y me aportó grandes cosas. Consejos técnicos, pero también consejos humanos que son igual de válidos a la hora de la composición”, recuerda.

Federico Torroba-Moreno cuenta con una amplia trayectoria musical. Desde 1960 desarrolló diversos proyectos musicales en Estados Unidos y vivió en California hasta 1992, donde dirigió diversos conciertos, zarzuelas y operetas, además de ser profesor de música en Grosmont College, en San Diego. En 1993 fue invitado a dirigir la Banda Sinfónica de Madrid en un concierto en el Centro Cultural de la Villa en el que estrenó una versión para banda de la jota Viva Navarra que compuso su abuelo Joaquín Larregla. En esos años, fundó la Compañía Lírica Moreno-Torroba, colaboró con MusiArte, creó un grupo editorial musical y fue director de orquesta en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, en el Teatro Real de Madrid, asi como en numerosas ciudades de España y en la opera de Los Ángeles.

El galardonado reconoce que le ha tocado vivir fuera de Navarra y recorrer muchos países y ciudades por su profesión, a la que todavía dedica muchas horas diarias desde el despacho que tiene en su casa de Santesteban donde vive desde 1982.



(Noticia: Diario de Navarra)