Conozca las fiestas de San Fermín de forma única

Disfrute de la emoción de la fiesta desde el centro de la ciudad

Habitaciones Históricas

Estancias dedicadas a personajes como Víctor Eusa, Hemingway, Pablo Sarasate, Orson Welles o Manolete

Suite 201 Hemingway

El mejor embajador de las fiestas de San Fermín cuenta con una Suite personalizada que se conserva tal y como él la conoció.

El placer de un buen desayuno servido en mesa

Empezar el día con calma y tranquilidad es un lujo

El Salón La Perla

Podrá descansar y disfrutar de la colección de libros firmados por nuestros huéspedes

Sorteo Encierro de San Fermín

Ya tenemos una ganadora del Sorteo de San Fermín
¡Vive las fiestas desde el Balcón del Gran Hotel La Perla!

Estamos emocionados de anunciar que ya tenemos una ganadora para nuestro sorteo de Instagram

La afortunada que podrá disfrutar de un encierro de San Fermín desde el balcón del Hotel La Perla es: @ner_13

¡Enhorabuena! Nos pondremos en contacto contigo a través de mensaje directo en Instagram para coordinar todos los detalles de tu premio.



Gracias a Todos por Participar

Queremos expresar nuestro más sincero agradecimiento a todos los que participaron en el sorteo y en especial a @ganasdeviajar por su colaboración. La respuesta fue altísima y estamos encantados de ver la ilusión que os hacía a todos de ganar este premio.

Aunque solo puede haber un ganador, seguimos comprometidos en ofrecer la oportunidad de vivir próximas experiencias increíbles ¡Así que mantente atento a futuros sorteos y eventos especiales!

La ganadora tendrá la oportunidad de disfrutar junto a otra persona de una vista espectacular de los encierros y un delicioso desayuno ¡Estamos seguros de que será una experiencia inolvidable!



Un recuerdo especial a Paquita Oiz

Homenaje a Las Pocholas: la renovación del restaurante en el Hotel La Perla

En el año 2005, durante el proyecto de rehabilitación del hotel, enfrentamos una decisión crucial respecto al restaurante. Inspirados por la rica historia y legado de Las Pocholas, decidimos rendir un homenaje a las hermanas Josefina y Conchita Guerendiain, quienes dejaron una huella imborrable en la gastronomía y cultura de Navarra.

Un Tributo a Las Pocholas

La idea de inmortalizar a Las Pocholas en nuestro hotel nos llenaba de ilusión. Ellas eran el alma de un restaurante que, a lo largo de muchos años, se convirtió en un punto de encuentro para figuras célebres tanto a nivel nacional como internacional. Desde su inauguración el 20 de abril de 1938 hasta su cierre en el año 2000, el restaurante fue testigo de innumerables historias y momentos memorables.



La Inauguración histórica

Una de las imágenes que destacan en el panel conmemorativo es la del día de la inauguración, donde los hermanos Guerendiáin (9 mujeres y 2 hombres) aparecen junto al arzobispo de Pamplona, D. Marcelino Olaechea. La inauguración fue un evento notable que contó con la presencia de Perico Chicote, quien se hospedó en el hotel. 

Registro del libro de entrada de los viajeros en la que se corrobora el paso por el hotel de Perico Chicote.

Durante los 62 años que compartimos con Las Pocholas, el restaurante acogió a una lista impresionante de personajes ilustres: Hemingway, Marañón, Eugenio d’Ors, Ortega y Gasset, Orson Welles, Deborah Kerr y su marido Peter Viertel, Julio Iglesias, toreros, literatos, cantantes, actores y artistas de cine, entre otros. Muchos de estos momentos están capturados en el panel fotográfico del restaurante, reflejando el vibrante pasado que queremos preservar.

En la parte izquierda del panel, ubicado en la planta del restaurante, Paquita Oiz junto a Julio Iglesias

                                         Hemingway en Pamplona tras comer en el restaurante "Las Pocholas" en 1956

Para llevar a cabo este homenaje, contamos con el valioso apoyo y la ayuda de amigos y colaboradores. En particular, Paquita Oiz, quien trabajó con Las Pocholas en el restaurante y las cuidó hasta su fallecimiento, se involucró de manera excepcional. Su entusiasmo y dedicación fueron fundamentales para que nuestro sueño se hiciera realidad. Junto a ella, seleccionamos las fotos más representativas de las Pocholas y decidimos qué objetos serían relevantes para exhibir en el comedor.

Algunos de los objetos más significativos incluyen el busto de Carlos III, los pergaminos, y las sillas donadas que pertenecían a la mesa que solía ocupar Hemingway. Estas sillas ahora sostienen trajes históricos y están instaladas en el Salón La Perla. Además, el rótulo original del restaurante Hostal del Rey Noble se encuentra en la planta -1, frente al panel conmemorativo.



Agradecimiento especial

Nuestro agradecimiento hacia Paquita Oiz es profundo. Su generosidad y colaboración fueron esenciales para cumplir nuestro sueño y el de Las Pocholas. Todo el equipo de La Perla que tuvo el privilegio de conocerla lamenta profundamente su fallecimiento y la recuerda con mucho cariño.

En definitiva, este homenaje no solo preserva la memoria de Josefina, Conchita y todas las hermanas Guerendiáin, sino que también celebra la rica historia del restaurante que ellas convirtieron en un emblema de Navarra.


Flamenco On Fire 2024


Flamenco On Fire regresa a nuestros balcones en el Gran Hotel La Perla. Este hotel en el que hemos acogido a figuras legendarias como Ernest Hemingway, Charles Chaplin y Orson Wells, se convertirá del  29 de agosto al 1 de septiembre nuevamente en el escenario de un vibrante escaparate de artistas del flamenco.

Las estancias que una vez acogieron a estas personalidades ahora serán el telón de fondo para las actuaciones de talentosos cantaores como Salome Pavón, Mara Rey, Jolis Muñoz, y Celia Flores. Acompañando a estas voces sublimes, tendremos a virtuosos guitarristas como Jerónimo Maya, Juan Jiménez, Jesús del Rosario, y Rycardo Moreno.







Desde el balcón de nuestro histórico hotel, la música flamenca llenará el aire, ofreciendo una experiencia única y emocionante. No te pierdas las actuaciones en vivo desde el jueves 29 de agosto hasta el 1 de septiembre, a las 12:45 horas.

Únete a nosotros para celebrar la magia del flamenco en la Plaza del Castillo ¡Te esperamos!

Consultar programación

Bienvenidos, peregrinos

Muchos son los peregrinos del Camino De Santiago que, tras su paso por la primera ciudad del camino, Pamplona, deciden alojarse en nuestro hotel. Descansar y reponer fuerzas tras el esfuerzo de tantas horas caminando es uno de sus objetivos. Y el nuestro, también. Por eso, hemos diseñado junto al director de Feel and bike, Mintxo Uztarroz, un kit para el peregrino pensado especialmente para cuidarles y ayudarles a mantener una mayor resistencia durante el esfuerzo físico de cada etapa.

 

¿En qué consiste el kit del peregrino?

1.Un bidón para llevar agua fresca que le ayude a estar bien hidratado.

2.2 barritas Hammer de manzana y arándano, realizadas con ingredientes orgánicos sanos y de calidad que le aportarán el suministro de carbohidratos complejos, proteína vegetal, grasas saludables, los propios fitonutrientes de la naturaleza y enzimas. ¡Un saludable snack para tomar antes de ponerse a caminar o para reponerse después del esfuerzo físico!

3.Un Hammer gel que consiste en una fuente concentrada de carbohidratos complejos, de fácil digestión, con cuatro aminoácidos añadidos para mejorar el rendimiento y prolongar los niveles de energía durante el camino. Es importante resaltar que no contiene azúcares simples refinados, ni colorantes artificiales, ni saborizantes ni endulzantes.

4.Endurolytes Fizz es una refrescante alternativa para satisfacer las necesidades de electrolitos de su cuerpo.


Un pack de lo más completo avalado por la amplia experiencia y profesionalidad de una empresa como Hammer Nutrition, una compañía de nutrición fundada en 1987 por Brian Frank y que es reconocida mundialmente por la calidad de sus productos y preocupación y cuidado por la salud de los deportistas de resistencia.

Mintxo Uztarroz, director de Feel and Bike junto a Gonzalo Moreno, 5ª generación del Gran Hotel La Perla.

Agradecemos a Feel&Bike como distribuidor de Hammer Nutrition que nos haya presentado estos fantásticos productos que esperamos sean de gran utilidad para los peregrinos.



Hotel literario

Nuestro hotel tiene un vínculo con la literatura desde sus inicios. Acogemos desde hace décadas a muchos escritores y autores que nos han dedicado sus novelas. Letras que conservamos en una colección única y especial en la biblioteca del Salón La Perla. Nos gusta poder acercar la literatura a nuestros huéspedes de una manera especial y personal. Allí nuestros huéspedes pueden leer, desconectar y sumergirse en un espacio literario lleno de magia, es un auténtico refugio literario en el corazón de la ciudad.



 



Encontrarán una colección de 219 libros dedicados por sus autores; entre ellos: Mario Vargas Llosa, Enrique Rojas, Dario Fo, María Dueñas, Juan José Millas o Antonio Gala.

 

🛏️ Además, nuestras habitaciones son un homenaje a grandes artistas, personajes y escritores como es el caso de la suite 201 dedicada a Ernest Hemingway, una de las estancias más demandadas.

 

📖 En esta habitación conservamos una colección inédita de más de 130 libros de “The sun also rises” Ver

 










 

Venga a vivir una experiencia literaria que le hará descubrir la belleza de la literatura a través de sus autores.

 

Aprovechamos para invitarle a leer el artículo publicado en el diario Expansión “Seis hoteles para aficionarse a la lectura (como sus célebres huéspedes)” en el que nos mencionan.

 

¡En Pamplona le esperamos con los brazos abiertos y muchas historias que compartir!

Richard Serra y su vínculo con Navarra

El escultor Richard Serra fallecía el 24 de marzo en Nueva York y desde entonces se ha reconocido en innumerables ocasiones el trabajo del artista. En esta ocasión rescatamos el artículo que escribió Juan Ramón Corpas (Tribuna Cultural, DN), quien fue Consejero de Cultura cuando nos visitó en el año 2009. De su visita a España resaltó que lo que más le interesó fue Navarra. Aprovechamos para dejarles en nuestro blog de nuevo constancia de sus palabras en el Libro de Honor. Un placer y un gran honor que eligiese nuestra casa, como la suya durante su estancia en Pamplona.



"I’ve had a marvelous stay in this hotel. The service was excellent and the staff friendly. You have made me stay most enjoyable. Thank you"

(He tenido una maravillosa estancia en el hotel. El servicio fue excelente y el personal atento. Ha hecho mi estancia muy agradable. Gracias.)




Juan Ramón Corpas

Richard Serra en Navarra

TRIBUNA CULTURAL El autor, entonces Consejero de Cultura, evoca la visita en 2009 del escultor recientemente fallecido a Navarra, donde fue nombrado doctor honoris causa por la UPNA. El artista aseguró que Navarra fue lo que más le había interesado de su visita a España

El día 26 de marzo de 2024 fallecía en Nueva York Richard Serra, acaso el escultor más respetado en Occidente durante las décadas finales del siglo XX y las primeras del XXI. Durante el mes transcurrido desde su muerte numerosos medios de comunicación, generalistas y especializados, se han hecho eco de su obra y su figura innovadora y creativa. Quizás hoy sea momento de recordar su relación con Navarra.

El artista norteamericano recaló en nuestra tierra al ser nombrado doctor honoris causa por la UPNA, de la mano de Francisco Calvo Serraller, titular, a la sazón, de la cátedra Jorge Oteiza. Y tras asistir al acto institucional de su investidura, el viernes 24 de abril de 2009, y escuchar las palabras de la brillante laudatio de Calvo Serraller (recordemos que Serra, de padre mallorquín, comprendía, aunque no hablaba, el castellano): quien le agradeció “volver a poner en pie la escultura […] Lo ha hecho físicamente, porque le ha devuelto su verticalidad, aunque no en un sentido estático sino dinámico; pero, sobre todo, le ha devuelto su dignidad; es decir, su identidad singular”, dedicó unos días a recorrer la Comunidad Foral.

Visitó primero Pamplona, su catedral y murallas, el Museo de Navarra y el Archivo General y Real. Le interesó el Museo Oteiza, en cuya obra encontró una fraternidad artística, y disfrutó del patrimonio monumental de nuestra tierra, así como del paisaje y el paisanaje, en compañía de su esposa, Clara Weyergraf, de Carmen Giménez, conservadora del Museo Guggenheim de Nueva York, Nuria de Miguel, directora de la fundación de Amigos del Museo del Prado, y el propio Calvo Serraller.

Al matrimonio Serra le deslumbró encontrar la huella de la mitología germánica en la portada de Santa María la Real de Sangüesa, especialmente a Clara, alemana, de la católica Renania, quien no pudo contener su emoción al asistir al rezo de Vísperas en el monasterio de San Salvador de Leyre, y escuchar el austero y profundo canto gregoriano de los monjes benedictinos. Y el escultor californiano quedó fascinado cuando a la salida de la cripta, el prior legerense, Oscar Jaunsarás, le describió con gestos y palabras su propia obra. La expresión de regocijo que se lee en la cara del artista y recoge la foto expresa mejor que palabra alguna el momento.

A su partida, entrevistado en Madrid para el periódico El País, manifestó que Navarra era lo que más le había interesado de su visita a España, y refirió el momento en que el abad (difícil para un norteamericano afinar la diferencia entre abad y prior) de un monasterio aislado en la montaña mostró tan preciso conocimiento de su escultura y tal gracia para detallarla.

Durante el recorrido por el Camino de Santiago, disfrutó sobremanera en la calle Mayor de Puente la Reina, y se detuvo en la contemplación del majestuoso y armónico puente peregrino. Silencioso, conmovido, no dejaba de mirar el alto lomo, los anchos ojos, los graciosos aliviaderos, los agudos tajamares. Al cabo de un largo rato de detallada observación, confesó admirado: “Esta es la escultura que hubiera soñado hacer”.


Richard Serra contempla el puente que da nombre a Puente la Reina.
 DN


Richard Serra, Juan Ramón Corpas y el prior de Leyre, Oscar Jaunsarás.
 DN

Ventajas exclusivas si reserva desde nuestra web

Dormir en un gran hotel con una historia y personalidad únicas es un sueño para cualquiera. Y hacerlo en un hotel con carta de almohadas, sábanas de hilo o algodón egipcio o bata de piqué son algunos de los motivos por los que muchos de los visitantes que vienen a Pamplona deciden pasar unos días con nosotros. Cuidamos con todo nuestro cariño detalles que sabemos que no pasan por alto a los clientes más exigentes. No nos conformamos con dar un buen servicio, sino que buscamos dar el mejor. 







Por eso, ofrecemos ventajas exclusivas a nuestros huéspedes para que disfruten al máximo de una experiencia inolvidable. 

  • Late check out sin cargo 
  • Visita a la habitación de Ernest Hemingway (sujeto a disponibilidad)
  • 5% de descuento en todas las reservas desde la web
  • Mejora de categoría a habitación superior (sujeto a disponibilidad)
  • 20% descuento en el parking  

No olvide realizar su reserva a través de la web: www.granhotellaperla.com para beneficiarse de todas estas ventajas, aunque también podrá hacerla vía telefónica en el 948 223 000 o en el mail reservas@granhotellaperla.com.

El mejor Sarasate escuchado en Pamplona

                       


Foto (Miguel Osés)

      

Desde aquí nuestra enhorabuena a Gil Shaham y Adele Anthony por emocionar en el Palacio de Congresos de Baluarte con un concierto único y que conmocionó a todos. Un placer poder acogerlos en el hotel y que nos dedicaran cariñosas palabras en el Libro de Honor.



Les dejamos el artículo escrito en Diario de Navarra el viernes 19 de abril de 2024. 

Auditorio y Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona. Gil Shaham y Adele Anthony, violines. Orquesta Sinfónica de Navarra. Oliver Díaz, director. Obras de Jesús Guridi, Pablo Sarasate, Gabriel Fauré, Manuel de Falla y Mikhail Glinka. Concierto inscrito en la temporada de espectáculos de la Fundación Baluarte 2023-2024.

Una de las cuestiones más delicadas que hay que afrontar en los recitales líricos con orquesta es el equilibrio entre las intervenciones del solista y las apariciones de la orquesta en solitario. En estos casos, es comprensible que el cantante de turno quiera dejar espacios para algunos complementos puntuales que le permitan descansar la voz y entregarse en su actuación. Lo que no debería ocurrir, y a veces pasa, es que las intervenciones vocales sean ocasionales y la orquesta esté más tiempo tocando sola que acompañando a los cantantes.

En el concierto que nos ocupa, se anunciaba el gran violinista israelí Gil Shaham de manera muy destacada y se añadía la indicación “Homenaje a Pablo Sarasate”. El propio Shaham había concluido una importante aparición en el Ciclo de Grandes Intérpretes del año 2021 con un amplio segmento dedicado a Pablo Sarasate, larga y merecidamente aplaudido. Así que se esperaba con gran atención lo que pudiera aportar esta nueva aparición, y ciertamente no ha defraudado, aunque el anuncio final del programa sí resultara curioso.

Para empezar, Gil Shaham finalmente venía acompañado a Pamplona por la igualmente violinista Adele Anthony. Entre ambos compusieron una sección sarasatiana muy escasa en duración, con dos grandes éxitos, (Introducción y tarantella y Fantasía sobre temas de Carmen) y dos piezas “menores” de salón, (Romanza andaluza y El canto del ruiseñor, reservadas para la primera parte). Como buenos compañeros, se repartieron con relativa equidad el programa, aunque fue Shaham quien tocó la espectacular Fantasía de Carmen y Anthony tuvo que afrontar los complicados armónicos de El canto del ruiseñor, la obra menos conocida y agradecida de la velada. Ella demostró que no era una “invitada de piedra”, pues resolvió con gusto esas complicaciones técnicas y logró lucirse en una Tarantella realmente brillante y virtuosa. Pero lo que quedará para el recuerdo es la interpretación de Gil Shaham de la Fantasía sobre temas de Carmen; ya desde el principio, el violinista israelí demostró gran personalidad y un dominio técnico extraordinario, que alcanzó su culminación en la sección final de la obra. Si el recuerdo del tarareo de seducción de Carmen que escuchamos en la ópera en el momento en que debería ser detenida por Don José fue de una pureza en los agudos exquisita, las variaciones sobre la canción gitana fueron excepcionales; un “Puerta Grande o enfermería” que nos dejó a todos sin palabras. Con toda seguridad, es el mejor Sarasate que se ha escuchado hasta ahora en Baluarte.

Hubo numerosos complementos, algunos más procedentes que otros, pero todos ellos hábilmente justificados por María Nagore en sus notas al programa. Como conjunto, la obra de mayor entidad era la serie de las Diez melodías vascas de Guridi, que Oliver Díaz dirigió a la Sinfónica de Navarra con gran sentimiento y atención a los detalles, aunque en la última pieza del ciclo no manejara el tempo correctamente. En la Pavana de Gabriel Fauré, el solista de flauta aprovechó la ocasión para lucir calidad de sonido. La primera suite de El sombrero de tres picos de Falla no resulta satisfactoria en solitario, (el complemento con su compañera es demasiado perfecto), pero Oliver díaz la interpretó con carácter. Por último, Jota aragonesa de Mikhail Glinka es una pieza similar en tono al célebre Capricho español de Rimsky-Korsakov y, aunque este último es más espectacular, la obra del padre del nacionalismo ruso debería escucharse más frecuentemente y Oliver Díaz así lo demostró.

Habiendo en escena dos violinistas y dado que el programa oficial no había ofrecido ninguna actuación conjunta, la propina era previsible: Navarra de Sarasate. Fue una interpretación técnicamente perfecta y de gran empuje y que nos dejó con muchas ganas de más. Sí, hace poco Ana María Valderrama tocó muy bien los Aires gitanos, pero Shaham había ofrecido el mejor Sarasate escuchado en Pamplona en mucho tiempo.
















Descubriendo la historia en Gran Hotel La Perla: el legado de Sarasate

En Gran Hotel La Perla, cada día es una oportunidad para sumergirse en la rica historia y el encanto de Pamplona. Y a veces, quienes se asoman al hotel, nos sorprenden con su curiosidad y su pasión por descubrir los rincones e historias de nuestros personajes más queridos y emblemáticos.

Foto: Kentaro


Pablo fue uno de ellos. Entró al hotel con el deseo de saber si alojamos en su día a D. Pablo Sarasate. Y encantados de compartir nuestra historia, Rafael Moreno le enseñó la tranquilidad de nuestra biblioteca, repleta de libros dedicados por sus autores y la habitación dedicada al legendario violinista. Aquí, entre las paredes impregnadas de música y recuerdos, Pablo pudo sumergirse en el legado de este virtuoso del violín, admirando los objetos personales y las fotos que atestiguaban su estancia en nuestro hotel.

Este encuentro con Pablo nos recuerda una vez más la importancia de preservar y compartir nuestra rica herencia histórica. En Gran Hotel La Perla, nos enorgullece ser guardianes de estas historias, y estamos agradecidos por cada persona que nos ayuda a mantener viva la memoria de figuras tan importantes como Pablo Sarasate.

Si alguna vez se encuentra en Pamplona, le invitamos a descubrir por usted mismo la magia de Gran Hotel La Perla y a sumergirse en la fascinante historia que atesoramos.






Pablo nos ha enviado su libro "Método Nícolo de iniciación al violín" dedicado y con gran ilusión ya forma parte de nuestra colección de la biblioteca del Salón La Perla.

Aprovechamos para agradecerle también por aquí sus palabras y cariño.

¡Un fuerte abrazo desde Pamplona!

Día mundial de la Poesía

La UNESCO adoptó por primera vez el 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía durante su 30.ª Conferencia General en París en 1999, con el objetivo de apoyar la diversidad lingüística a través de la expresión poética y fomentar la visibilización de aquellas lenguas que se encuentran en peligro. 



Esta semana presentó en el Nuevo Casino Principal de Pamplona Jesús Mauleón "Antología
Poética". Aprovechamos en el Día mundial de la poesía para compartir este poema suyo:

 

 

NO SOY EL HOMBRE DE LOS TREINTA AÑOS

 

No soy el hombre de los treinta años, pero aún

amigo la palabra,

ese asombroso don que le diste al humano

y ese pequeño plus, maravilla encendida,

que le das al poeta.

Si tengo la palabra

con un poco de fuego, estaré vivo.

Si llego a la mudez o mi palabra

se vuelve torpe o vulgar o se me apaga dentro

y sólo sé decir “hola”, “sí”, “gracias”,

“buenos días”, “adiós”, “hoy hace frío”,

seguiré siendo humano, pero en un cielo oscuro,

de mí desposeído,

vagando por mi noche como estrella apagada.

 

Mientras tanto, mi Dios, me agarro a cada sílaba,

la miro, la acaricio.

Y alguna vez, y por sorpresa,

hago vibrar con ella

la más sensible, oculta, pero viva

de las cuerdas del alma.

 

Gracias, Señor. Por la palabra

soy músico, escultor, pintor y parte

de una danza sagrada que a lo eterno se eleva.

 

Si la palabra se me viste

de belleza y verdad,

será el ensayo humilde para entrever el cielo

de tu verdad y tu belleza eterna.