¡Conozca San Fermín con nuestra ruta!

Una visita guiada con la que viajará al origen de las fiestas de la mano de Fernando Hualde

Habitaciones Históricas

Estancias dedicadas a personajes como Víctor Eusa, Hemingway, Pablo Sarasate, Orson Welles o Manolete

Suite 201 Hemingway

El mejor embajador de las fiestas de San Fermín cuenta con una Suite personalizada que se conserva tal y como él la conoció.

El placer de un buen desayuno servido en mesa

Disfrute de la calma de nuestros desayunos "La Perla" o "El Continental"

El Salón La Perla

Podrá descansar y disfrutar de la colección de libros firmados por nuestros huéspedes

Hasta siempre, Conchita.

El pasado 26 de Julio despedíamos a Conchita Guerendiáin Larráyoz, la menor de las nueve hermanas de una familia que dejó huella y marco la vida y gastronomía de Pamplona y sin duda, de nuestro hotel. Las Pocholas, como pasarán a la historia, siguieron lealmente el consejo que les dejó su madre antes de morir: "No os separéis, montad un negocio juntas y cuidaros las unas a las otras" Y así lo hicieron, abrieron un restaurante, "El Hostal del Rey Noble", el 20 de abril de 1938 al que cada una aportó lo mejor de sí misma en un negoció que prosperó durante muchos años y que se convirtió en un referente para la gastronomía Navarra. Su trabajo, esfuerzo y dedicación dieron sus frutos y la popularidad de su cocina trascendió de los fogones del nº 6 en el Paseo Sarasate. Y a pesar de que en el año 2002 colgasen en su puerta Josefina, Rosalía y Conchita un discreto cartel de "No está abierto", todos recordamos su cocina tradicional como algo único y sus vidas como un ejemplo de coraje, entrega y pasión.

Con nosotros siempre tuvieron una relación muy estrecha y cercana y tal es nuestro cariño y admiración hacia ellas que en el año 2007 decidimos en nuestro hotel como homenaje a su trabajo, recrear dicho "Hostal del Rey Noble" en nuestro restaurante con el apoyo de Josefina, Paquita y Conchita, quienes nos cedieron parte del mobiliario original de su restaurante así como recetas de sus conocidos y riquísimos platos. Aunque actualmente no se puede mantener nuestro deseo inicial de preservar la esencia del mítico "Hostal del Rey Noble", ya que es Álex Múgica quién se encarga de llevar las riendas de la cocina del restaurante del Gran Hotel La Perla, nunca olvidaremos la generosidad de unas hermanas que seguiremos a día de hoy queriendo y admirando. Y no dejaremos de hacerlo nunca, además, porque un inmenso cuadro que las retrata en la entrada de nuestro restaurante nos recuerda a quienes compartimos tanto con ellas y a quienes pasan por allí, que son personas que hicieron algo grande con lo pequeño de cada día, con perseverancia, sacrificio y servicio a los demás. Agradecemos enormemente su valentía de emprender en aquella época difícil porque el legado que nos dejan es inmenso. Siempre estaréis con nosotros en ese rincón especial y a quienes pasen por aquí y quieran conocer vuestra apasionante historia, se la contaremos con una gran sonrisa y orgullo, porque tuvimos una gran suerte de ser vecinos y amigos.

¡Gracias, gracias y gracias!




21 de Julio de 1899, nacimiento de Hemingway


Tal día como hoy, un 21 de julio del año 1899 nacía Ernest Hemingway a quien rendimos especial homenaje por su relación con el hotel en la Suite 201 de Hemingway en la que conservamos un tesoro muy especial: 107 ejemplares diferentes del libro "The Sun Also Rises"/ "Fiesta". Se trata de una colección excepcional que enriquece notoriamente el patrimonio material y cultural del hotel de la que no se conoce ningún otro caso similar, pese a que la figura de Hemingway está rodeada de fetichistas.





 
Esta novela fue ambientada en buena medida en las fiestas de San Fermín y está claro que ha dado la vuelta al mundo. Nosotros hemos creado durante años está gran colección que conservamos en distintas ediciones y 15 idiomas diferentes y que hoy se encuentra en dos vitrinas ubicadas en la Suite 201 de Hemingway. Una estancia que conserva el mobiliario y decoración tal y como Hemingway la conoció cuando se alojó en el hotel y que tiene las puertas abiertas para quien quiera visitarla.


A continuación os dejamos información sobre la colección, idiomas, años de edición y portadas de un libro que ha marcado nuestra historia.

La colección

En esta colección que aquí se presenta falta “la joya de la corona”, que sería aquella primera edición del año 1926 (cuyo precio en el mercado es realmente desorbitante y prohibitivo), pero cierto es también que probablemente estamos ante la mayor colección que se conoce de ejemplares diferentes de la novela Fiesta (The Sun Also Rises, en su título original) la que fuera en su día la primera novela de la larga vida literaria del Premio Nobel de Literatura, el escritor Ernest Hemingway. Es, la que aquí presentamos hoy, una colección que se ha ido forjando durante años con el resultado que hoy vemos.



En esta colección están las primeras ediciones en lengua española editadas en Buenos Aires, en Méjico, y en España. Faltarían las primeras ediciones de algunos otros países, difícilmente localizables, y con unos precios en el mercado cibernético y de los anticuarios nunca inferiores a los 6.000 euros.



Así pues, se trata, de momento, de más de un centenar de ejemplares, de más de cien portadas diferentes, en diferentes formatos, diferentes idiomas, diferentes ediciones... y todas juntas configurando una única colección, que precisamente se revaloriza por su condición de conjunto; más de cien piezas agrupadas formando una unidad. Era Aristóteles quien decía que “el todo vale más que la suma de las partes”, y este es un caso claro de ello. Y este valor se incrementa todavía más al existir una minuciosa catalogación de todos y cada uno de los ejemplares que configuran esta colección, una catalogación hecha en base a una ficha bibliográfica completa, es decir: no de colección, fotografía, título exacto, medidas, año de edición, editorial, no de páginas, idioma, identidad del traductor (cuando es en otro idioma diferente al inglés), país de edición... y por último un apartado de observaciones en el que se indica el tipo de encuadernación, estado de conservación, descripción de los posibles deterioros, inscripciones o dedicatorias, marcas sobreimpresionadas, presencia de tejuelos, autoría de la portada, último propietario, procedencia, etc.



Al hecho en sí de la envergadura de esta colección, que ya la hace única en lo que hoy se conoce, hay que añadir su ubicación. Todos estos ejemplares se conservan en el Gran Hotel La Perla, ubicado en la Plaza del Castillo, en Pamplona, en la que se desarrolla una parte muy importante de esta novela; y más concretamente se ubica en la habitación que en los años cincuenta conociese y utilizase el autor de la novela, Ernest Hemingway; una habitación con balcones a la calle Estafeta, por la que durante los Sanfermines discurre el encierro de los toros, otra de las claves sobre la que gira esta obra literaria.






 
Idiomas


La colección alberga ejemplares escritos en un total de quince idiomas, que serían los siguientes:

Alemán 14 ejemplares Catalán 1 ejemplar Checo 1 ejemplar Chino 2 ejemplares Danés 1 ejemplar Español 20 ejemplares Francés 5 ejemplares Griego 1 ejemplar Holandés 1 ejemplar Inglés 38 ejemplares Italiano 17 ejemplares Japonés 1 ejemplar Lituano 1 ejemplar Portugués 3 ejemplares Ruso 1 ejemplar


Hacemos la observación de que dentro de esta lista de idiomas hemos incluido dos ejemplares en chino, si bien hay que aclarar que en uno de ellos el texto de este ejemplar está escrito en inglés, si bien, la portada, la contraportada, los créditos, la dedicatoria, y el capítulo de presentación, están escritos en chino (el segundo ejemplar de este idioma está escrito íntegramente en chino). En el resto de ejemplares, sea el idioma que sea, hay que entender que la totalidad del ejemplar está escrito en el idioma indicado.


Años de edición


Prácticamente casi todos los años en algún lugar del mundo se reedita la novela The Sun Also Rises, o Fiesta. Quiere esto decir que es una colección viva, que desde el punto de vista del coleccionismo invita a una actualización permanente, y que, dentro de su amplísima variedad, con frecuencia nos ofrece ejemplares aparentemente iguales pero que corresponden a diferentes años de edición. Sin olvidar que hay ejemplares que carecen de fecha de edición, probablemente oculta en algunos casos tras un código de barras o tras otro tipo de códigos numéricos

.

Los ejemplares de la presente colección se reparten entre los siguientes años de edición:


1941 1 ejemplar

1944 2 ejemplares

1946  2 ejemplares

1947  2 ejemplares

1948  1 ejemplar

1949  4 ejemplares

1950  3 ejemplares

1951  1 ejemplar

1954 2 ejemplares

1955 3 ejemplares

1956 2 ejemplares

1957 1 ejemplar

1958 3 ejemplares

1960 1 ejemplar

1961 2 ejemplares

1962 3 ejemplares

1964  3 ejemplares

1965  1 ejemplar

1966  2 ejemplares

1967  1 ejemplar

1970  1 ejemplar

1971  2 ejemplares

1972  2 ejemplares

1976 2 ejemplares

1982  1 ejemplar

1983  2 ejemplares

1984  2 ejemplares

1985  2 ejemplares

1986  2 ejemplares

1988 3 ejemplares

1990 1 ejemplar

1993  4 ejemplares

1994  4 ejemplares

1995  1 ejemplar


Portadas


1996 1 ejemplar 1997 1 ejemplar 1998 1 ejemplar 2000 2 ejemplares 2001 1 ejemplar 2002 1 ejemplar 2003 4 ejemplares 2004 3 ejemplares 2006 1 ejemplar 2007 1 ejemplar 2009 3 ejemplares 2010 2 ejemplares 2011 2 ejemplares 2012 2 ejemplares 2013 1 ejemplar 2014 2 ejemplares 2015 1 ejemplar S/F 9 ejemplares


Evidentemente hay tantas portadas como ejemplares. Pero obsérvese que hay algunos ejemplares (es el caso de los numerados en la colección con el 15 y el 16) que comparten la misma portada y que pueden inducir a pensar que están repetidos, sin embargo basta abrirlos para comprobar que son ediciones diferentes. En otros casos (ejemplares 46 y 97) ha bastado la estampación en imprenta de un sello conmemorativo del centenario de Ernest Hemingway para diferenciar ambos ejemplares. Igualmente, los ejemplares 86 y 91 utilizan la misma foto en la portada; similar sucede con los ejemplares 60, 65 y 93, que han empleado la misma fotografía, correspondiente al rodaje en Méjico de la película “Fiesta”; de la misma manera, también, que los ejemplares 82 y 83 han usado un mismo diseño que invita a jugar a buscar las diferencias. La portada no 107, correspondiente a un ejemplar francés de 1976, sorprende al verse en ella un dibujo del encierro en el que aparece una colgadura con la bandera tricolor republicana. Y, por último, decir que la portada del ejemplar número 100 no tiene desperdicio, refleja a la perfección cómo nos ven en algunos sitios.


Por lo demás, nos encontramos con portadas de diseño, fieles al modernismo de la época en la que fueron creadas; con portadas extremadamente simples; con portadas centradas exclusivamente en el encierro (2, 3, 29, 34, 35, 44, 76, 86, 91 y 107), en las corridas de toros (6, 9, 10, 18, 25, 30, 39, 40, 46, 52, 64, 68, 72, 73, 74, 77, 79, 81, 84, 85, 90, 92, 94, 95, y 97), o en las que el toro es el protagonista en exclusiva (21, 24, 36, 49, 55, 61, 88,89, 99, y 101).

Y llegó la calma

Pamplona después de San Fermín se sume en una profunda calma, calles tranquilas, silencio, y una paz que parece imposible después del bullicio de los días pasados. Pero como dice este artículo que hemos rescatado de La Vanguardia, "Pamplona es mucho más que San Fermín. Los que quieran conocer la capital navarra más allá de la fiesta, descubrirán una ciudad de espíritu joven con dos mil años de historia." Así que no duden en venir a visitarnos y disfrutar de la fantástica tierra navarra.

(Plaza del Castillo desde la glorieta. Foto: Getty)

El cartel de San Fermín de 1923








 
Así es el cartel de las fiestas de San Fermín del año 1923 que conservamos enmarcado en nuestro hotel. Se encuentra situado en el hall, bien rodeado dos ascensores que representan la combinación de modernidad e historia tan característica en nuestro hotel.

Fue precisamente en estas fiestas de 1923 cuando el escritor Ernest Hemingway visitó Pamplona y este hotel por primera vez.

El tamaño del cartel es de 224 x 105 cms y su autor Ángel Cerezo Vallejo.

Felices Fiestas San Fermín 2017

6 de Julio de 2017 ¡Por fin ha llegado el día del inicio de las fiestas de San Fermín! En el Gran Hotel la Perla somos testigos de grandes momentos gracias nuestra privilegiada ubicación. Nuestros balcones se convierten en el mirador perfecto hacia una ciudad que vibra y se emociona con unas fiestas que son conocidas internacionalmente, gracias en buena medida a nuestro querido amigo Hemingway. 

Durante estos días acogemos a muchísimas personas que vienen de todo el mundo con el deseo de disfrutar y emocionarse con los encierros desde los balcones de la calle Estafeta, ver bailar a la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, asistir a la procesión de San Fermín, bailar con los conciertos de la Plaza del Castillo o asistir al tradicional baile de la Alpargata... ¡qué empiece la fiesta! 


¡Viva San Fermín!







Desde los balcones del Gran Hotel La Perla en San Fermín











Manolete, Cien años

 
Llegó, estuvo treinta años, y se fue. Ese fue Manolete, uno de esos pocos diestros que fue capaz de hacerle un quiebro a la historia de la tauromaquia reconduciéndola, con personalidad y valor sereno, por el camino de la seriedad. No quiso ser de los del montón, y lo consiguió, dejando además el listón alto, ¡muy alto!. Por ello, precisamente por ello, se le considera uno de los califas del toreo; y no es de extrañar que otro de nuestros míticos clientes, Orson Welles, acuñase para la historia aquella frase de “si yo fuera español estaría orgulloso de haber vivido en el mismo siglo que Manolete”.

 

Ponemos hoy en valor su vida artística como matador de toros, así como su vinculación a este hotel, en el que tiene una habitación dedicada; y lo hacemos en un día muy especial, en el día en el que se cumplen cien años de su nacimiento, un 4 de julio de 1917. 

Durante casi un siglo La Perla ha sido el hotel taurino en Pamplona, el que ha acogido en sus habitaciones a lo más selecto de la tauromaquia de diferentes épocas. Pero justo es reconocer que, de todos los matadores de toros que en este establecimiento se han alojado, ha sido el cordobés Manuel Rodríguez Manolete el que ha dejado una huella más profunda, del que más datos y testimonios tenemos. Estuvo estrechamente ligado a la habitación número 44 (que tras la reforma de 1951 tuvo el número 106, y desde 2007 lleva el número 105).  

Manolete tiene su propia historia dentro del Gran Hotel La Perla, una historia que nos habla de enorme generosidad con su cuadrilla, una historia que nos habla de sinsabores por faenas poco afortunadas, de plegarias en soledad ante la improvisada capilla junto a la cama en honor al Padre Jesús Caído, de recuperación médica tras un accidente de tráfico, de momentos emotivos hablando por teléfono con su madre compartiendo con ella la alegría de triunfos y trofeos, de momentos de angustia al conocer el resultado doblemente trágico del encierro con los toros a los que esa tarde se iba a enfrentar, de pacientes poses para los fotógrafos… De todo eso y de mucho más nos hablan esas paredes, espacios a los que hay que saber escuchar en un día como el de hoy, centenario del nacimiento de uno de los grandes del arte de Cúchares. Hoy, 4 de julio de 2017, entre las paredes de la habitación 105, quien tenga oídos sensibles podrá escuchar con más fuerza que nunca las ovaciones que Manolete está recibiendo. ¡Gracias… maestro!