¡Conozca San Fermín con nuestra ruta!

Una visita guiada con la que viajará al origen de las fiestas de la mano de Fernando Hualde

Habitaciones Históricas

Estancias dedicadas a personajes como Víctor Eusa, Hemingway, Pablo Sarasate, Orson Welles o Manolete

Suite 201 Hemingway

El mejor embajador de las fiestas de San Fermín cuenta con una Suite personalizada que se conserva tal y como él la conoció.

El placer de un buen desayuno servido en mesa

Disfrute de la calma de nuestros desayunos "La Perla" o "El Continental"

El Salón La Perla

Podrá descansar y disfrutar de la colección de libros firmados por nuestros huéspedes

La Comparsa en los carteles de las Fiestas

Hoy es el último día para votar por el cartel de San Fermín 2014, pero ¿cuándo surgieron y cómo eran? Los carteles de San Fermín tienen varios siglos de antigüedad, si bien, es importante aclarar que es a partir de junio de 1881, a una con el nacimiento del Hotel La Perla, cuando surge el cartel ilustrado y policromado que hoy conocemos. Hasta ese año eran carteles extremadamente sencillos en su diseño, impresos siempre en tinta negra, todo letras (jugando con los tamaños), y ocasionalmente se llegaba a ver algún pequeño dibujo.
Es en esta nueva etapa cuando tenemos ocasión de ver cómo la comparsa de Gigantes y Cabezudos de Pamplona, gracias a su indiscutible protagonismo en las fiestas, llega algunos años  a hacerse un hueco dentro del cartel que anuncia las fiestas.
Hacemos aquí un repaso a todos aquellos carteles en los que la comparsa llega a "desfilar".




















Antoni Wit y la Orquesta Sinfónica de Navarra

La Orquesta Sinfónica de Navarra ofrece, esta tarde y mañana viernes a las 20.00 horas, el décimo tercer Concierto de Ciclo para sus abonados. El programa del concierto, dirigido por el maestro titular de la orquesta Antoni Wit, incluye la Sinfonía nº 5 de Franz Schubert y el Réquiem de Mozart, la decimonovena y última misa del compositor austriaco, completada por su discípulo y amigo Franz Xaver Süssmayer tras su muerte. En el concierto participarán, además, el Orfeón Pamplonés y los solistas María Espada (soprano), Luis Dámaso (tenor), Marina Rodríguez-Cusi (mezzo), José Antonio López (bajo) 

Fotografía


Batalla de Pinchos en el hotel


Tres grandes se daban cita ayer en el restaurante de Álex Múgica en el Gran Hotel La Perla de Pamplona:  Chema Soler, Carlos Rodriguez y Álex Múgica. Una combinación de maestros inmejorable con la que deleitaron a los privilegiados que pudieron asistir a todo un espectáculo gastronómico teñido de rojo y negro. Las jornadas #Gastrocultur organizadas por +elperolas carlos fueron todo un éxito gracias al trabajo de grandes profesionales que miden al detalle cada sabor, cada producto y su presentación.


La batalla de pinchos comenzó con un "Vertini Frizz 5.5 con Verdejo" y un "Royal de boletus con tortitas de trigo"
                                

Después todos los participantes pasaron a la mesa a degustar y posteriormente a valorar cada uno de los pinchos, los rojos elaborados por Chema Soler (tercer premio del concurso cocinero del año 2014) y los negros de Álex Múgica. El maridaje fue excepcional y es que para una ocasión como esta solo se podía contar con el mejor, con el campeón nacional de Cocktails y Gin&tonic Carlos Rodríguez.




Milhojas de foi, queso y membrillo

Turrón de foi

Experience&Sour con Chardonnay

Bacalao sobre sopa de tomate
 picante y quisquillas

Garbanzos con callos y bacalao

Sangría "Ontintonic" con tinto 
Calendas 2012

Croqueta de pisto, tallarines de calabacín,
 huevo y jamón de pato


Mojirose con rosado 2013




 ¡Enhorabuena a todo el equipo por vuestro trabajo y esfuerzo para conseguir que la experiencia culinaria de ayer fuese inmejorable!

(Podéis ver toda la galería de fotos en facebook)

Álex Múgica, Carlos Rodríguez y Chema Soler




8 carteles sanfermineros #SF2014

Si quieres verlos de cerca, estos ocho carteles finalistas estarán expuestos en el Palacio del Condestable hasta el último día de la votación popular, el próximo 28 de abril. 

Los ocho carteles seleccionados optan, por tanto, a los 3.600 euros con los que está dotado este año el premio. Asimismo, sigue vigente tal y como recogen las bases del concurso, la prohibición de revelar la autoría de cualquiera de las obras seleccionadas.



El jurado ha decidido que los ocho finalistas sean los siguientes 8 siguientes:

Nº 1: 7+7=14 
Nº 2: San
Nº 3: Rey de Sanfermines 
Nº 4:  Equipazo
Nº 5: Pañoleta y asta
Nº 6: Déjate atrapar
Nº 7: Afilado 
Nº 8: Con mucho amor

Los artistas Javier Muro, Mikel Cabrerizo y Elixabete Bordonaba, que resultó ganadora del concurso en 2013, han analizado las obras seleccionadas. 

De "7+7=14", que juega con el día de San Fermín, 7 de julio de 2014, han resaltado que es una obra "muy directa", que ha sido pintada sobre el propio soporte, lo que le da "gracia" y le acerca a la propia fiesta que "no es atada, sino natural y gestual"


En cuanto a "SAN", una palabra "muy potente" que ocupa todo el espacio, han comentado que es un trabajo "muy fino", en el que se ha acertado con la combinación de colores, con el amarillo que puede ser la arena del ruedo, el negro de los toros y el rojo de la vestimenta. Aunque desconocen si esa era la intención del creador, han visto en su decisión de poner la A invertida un juego, al poder leer "sun", sol en inglés. 


Del "Rey de Sanfermines", la iconografía de un naipe, han resaltado el tratamiento de la figura, los detalles, el sentido del "juego y del humor", así como los "guiños" al plano festivo con filigranas de diferentes mitos de las fiestas. 


La ilustración "Equipazo" muestra sobre la figura del santo elementos esenciales de la fiesta, "lo que cualquier pamplonés tiene en la cabeza" y lo hace con sentido del humor, al incluir la figura del torero Juan José Padilla, junto al toro o Hemingway. A diferencia de otras obras ésta escapa a los colores tradicionales. 


En "Pañoleta y asta", un trabajo de diseño "casi puro", una obra "sencilla" y "elegante", han dicho que el autor juega con la tipografía e incluye dos elementos en rojo, simulando una faja, y negro, las astas del toro. 

Sobre un fondo rojo, "Déjate atrapar", una pintura sobre lienzo, ejecutada de forma "rápida y muy directa", deja entrever los seis toros de la manada corriendo el encierro. 

"Afilado" es el título del único cartel que utiliza la fotografía para mostrar dos cuchillas de afeitar, colocadas de forma que dejan ver las astas del toro, el peligro, una imagen, en su opinión, "muy poética" que hace que "un objeto sea el propio objeto pero al mismo tiempo otra cosa". 


Como una "mancha poderosa" han descrito "Con mucho amor", la imagen de un toro, que tiene la "fuerza de un grabado", en la que las manchas de alrededor parecen que la hacen vibrar. 



Puedes votar por el cartel que más te guste aquíhttp://sanfermin.pamplona.es/carteles/carteles.asp

Fuente de la noticia

Ganadores de la XVI Semana del Pincho

En el post de hoy nos gustaría desde el Gran Hotel La Perla transmitir nuestras felicitaciones y más sincera enhorabuena a todos los participantes de la XVI Semana del Pincho de Navarra, pero especialmente a los ganadores de esta edición en la que han participado 75 establecimientos. El Restaurante Ábaco de Huarte ha obtenido por segundo año consecutivo el primer premio con su "Sardina de roca", la cafetería 7 del Siete la Plata y el Embrujo con "Tosta crujiente de perdiz escabechada", el bronce. Todos ellos pinchos exquisitos que convierten un año más a Navarra en destino gastronómico de referencia. Si no los habéis probado...¿a qué estáis esperando?

ORO:
Sardina “de roca” -Bar Restaurante Ábaco de Huarte 

 PLATA:
“7 del siete” de la Cafetería 7 del Siete

BRONCE: 
“Tosta crujiente de perdiz escabechada”-el Embrujo




Fotografías: Asociación de Hostelería de Navarra



Desayuno en mesa VS Guerra Buffet





Uno de los mayores placeres  para los clientes que viajan es desayunar en los hoteles. Cada vez que pensamos en el desayuno de un hotel nos viene a la cabeza un enorme buffet, pero ¿es esta la mejor y más placentera manera de desayunar o hemos sido acostumbrados a ello?

Empecemos por el principio. El invento del buffet vino de la mano de Herb MacDonalg, director de Las Vegas Hotel, que decidió en 1946 poner por 1,50 dólares "todo cuanto pueda comer" (definición de buffet) con una presentación masiva en la que se reponían los alimentos durante un tiempo marcado. Este fue el origen de lo que se ha generalizado y conocemos hoy como buffet. 

El desayuno buffet ha supuesto dentro de las estructuras organizativas en los hoteles todo un descubrimiento, ya que el ahorro de costes y de personal está servido. El autoservicio, es decir, ese "sírvase usted mismo" es el eje de este "servicio", en el que el cliente es quien elige (o intenta) entre la variedad de productos que están a su disposición. El invento para los hoteles, en muchas ocasiones no resulta nada cómodo para el cliente cuando tiene que esperar su turno para servirse, ver que se ha terminado el café o quedarse sin croissant porque ha llegado tarde... 

En nuestro hotel de 5 estrellas no buscamos el lujo por el lujo, sino la diferenciación, un trato exquisito, la exclusividad y personalización, en definitiva, cuidamos con especial detalle todo aquello que haga sentir único y especial a quien se hospede con nosotros. Y el desayuno es parte fundamental de una experiencia única, por lo que nosotros protegemos especialmente ese momento con un desayuno servido en mesa, ofreciendo tranquilidad y calma, algo que en estos días frenéticos está  tan en desuso y es tan necesaria. Le invitamos a disfrutar, de la que muchos dicen es la comida más importante del día, de una forma diferente a la conocida "guerra-buffet" a la que nos han acostumbrado, con un desayuno servido en el momento donde no faltará pan recién horneado, jamón, queso, los mejores aceites, fruta, mermeladas, un buen croissant o un huevo frito hecho como sabemos que a usted le gusta, con "puntillitas". Y lo mejor de todo, podrá saborearlo con esa sensación de que no existe el tiempo y que tanto nos gusta.


Los Sanfermines de 1881



Hoy es 4 de abril de 2014 y a falta de 93 días para lanzar el chupinazo, subimos un nuevo peldaño de la escalera sanferminera. Por eso, qué mejor ocasión que esta para echar la vista atrás y contaros cómo fueron los primeros Sanfermines que vivió el Gran Hotel La Perla, cuando se conocía como Fonda La Perla.
Pues bien, un mes antes de iniciarse las fiestas de 1881 sucedieron dos cosas novedosas en la ciudad. Por un lado, el 5 de junio se abría en lo que se denominaba Plaza de la Constitución (Plaza del Castillo) un nuevo establecimiento dedicado al alojamiento de viajeros y a servir todo tipo de comidas; se trataba de la Fonda La Perla. Y por otro lado, entre el 5 y el 10 de junio salió a la calle, por vez primera, el programa de fiestas; entiéndase que nos referimos a un programa de mano, y no a un cartel mural. Ese mismo programa venía a coincidir con el primer cartel de fiestas a color, muy diferente a los aburridos carteles, con tan sólo letras y un minúsculo dibujo lineal, que hasta el año anterior se venían editando.


Es así como La Perla y el programa y cartel de fiestas de San Fermín iniciaban simultáneamente una andadura paralela que, desde entonces, todavía no se ha interrumpido. Muchas son las cosas que han cambiado y evolucionado en las fiestas de estos años, pero resulta muy interesante ver algunas pinceladas de cómo fueron esas fiestas de 1881.

Alcalde.- José Javier de Colmenares y Vidarte

Horarios.- Encierro: 6 de la mañana; Corrida de toros: 4’30 de la tarde.

Primer programa.- Se trataba de un prospecto en papel, plegable al estilo acordeón, y con una portada policromada que reproducía en miniatura el cartel que se había hecho para ese año. Una vez desplegado, en uno de los lados había una dedicación exclusiva al tema taurino, mientras que en el otro lado cada pliegue, o “página”, iba dedicativo a puntos concretos (funciones religiosas, fuegos artificiales, iluminación, conciertos, teatro y ferias).
El programa lo distribuyó el Ayuntamiento de Pamplona entre los vecinos, y gracias a él los comerciantes que se instalaban en el Paseo de Valencia supieron que esa Feria de géneros, tejidos, bisutería, quincallas, y otros objetos”, había sido programada para que durase hasta el día 16, y no hasta el 20 como otros años. Esto les permitió dirigir un escrito al Ayuntamiento quien, finalmente, en el pleno del 14 de julio, les autorizó a los comerciantes seguir vendiendo hasta el día 20.

Salvas de artillería.- Era costumbre en la ciudad, el 7 de julio, que en el momento de salir por la puerta de la iglesia de San Lorenzo la efigie de San Fermín, desde la Ciudadela se disparasen salvas de artillería en su honor. Igualmente un piquete militar acompañaba al santo en el cortejo procesional; sin faltar tampoco en el mismo la banda militar. Este gesto de los militares era correspondido por parte del Ayuntamiento de Pamplona con el obsequio de 240 entradas para los toros, en un tendido. Se requería a los 240 soldados de la guarnición que se concentrasen media hora antes de la corrida ante una de las puertas, la situada enfrente del polvorín, para hacer su entrada conjuntamente por la misma.  

Figuras de cera.- Vicente Miralles Pelayo solicitaba el 19 de junio permiso para exponer durante las fiestas una galería de figuras de cera y de movimiento en una bajera “de la calle San Agustín esquina a la calle Estafeta”. Se le concedió permiso, y en ese permiso se citaba expresamente al local como ubicado en la calle Estafeta.

Circo ambulante.- Se solicitó también permiso para utilizar la Plaza de Toros para un espectáculo de la compañía gimnasta de la familia Izazichiewierz, una especie de circo ambulante en el que entre otras muchas cosas se lidiaba un toro, un novillo, y un novillo bravo, si bien, el número más espectacular era el protagonizado por cuatro machos cabríos toreros. Además de la parte cómico taurina, el espectáculo tenía una primera parte, gimnástica, común a cualquier otro circo de la época, con torniquetistas, “fantasías aéreas”, y exhibiciones varias de hercúleos gimnastas.

Iluminación con gas.- La Diputación Foral y Provincial de Navarra iluminó sus fachadas durante las fiestas “en consideración a ser Patrón de Navarra el glorioso San Fermín”, sumándose así a la iluminación que ese año se aplicó en las noches de fiestas a las fachadas de los edificios de la Plaza de la Constitución.
El sistema de iluminación era a base de faroles de gas; ese año se pusieron en la Plaza de la Constitución ocho nuevos faroles, con 25 luces cada uno de ellos. La Fuente de la Abundancia (o Mariblanca), en el centro de la plaza, fue ornamentada con un templete, en su parte superior, repleto de luces de gas.
Además de toda esta iluminación de las fachadas de la Plaza de la Constitución, el Ayuntamiento de Pamplona invitó a los vecinos a que en esos días hiciesen el esfuerzo de iluminar sus fachadas.

Alguaciles a caballo.- El consistorio buscaba el mayor lucimiento posible en los festejos taurinos, y uno de los inconvenientes a los que se enfrentó este año era el de no encontrar dos personas que supiesen montar a caballo para que pudiesen hacer de alguaciles durante la corrida. Esto se solucionó contratando a dos soldados del Regimiento de Caballería.

Precios de los billetes de los toros.- Los precios de este año para entrar a los toros eran los siguientes: gradas sin entradas, 1’50 pesetas; delanteros de grada sin entradas, 2’50 pesetas; palcos de sombra, 150 pesetas; palcos de medio sombra, 125 pesetas; palcos de sol, 100 pesetas; entrada general, 2 pesetas. Los menores de 10 años pagaban la mitad. Únicamente los“niños de pecho” estaban exentos de pagar por entrar a la plaza.
            Para la corrida de prueba las entradas costaban exactamente la mitad. Y en el encierro se podía entrar a la plaza, siendo la entrada “libre y gratuita”, a pesar de que después de llegar los toros se soltaban novillos para diversión de los aficionados

La vitrina de los Reyes de España- Suite 601


VITRINA EN RECUERDO DE LA VISITA DE LOS REYES DE ESPAÑA, 
JUAN CARLOS Y SOFÍA,
EL 22 DE SEPTIEMBRE DE 2008

Durante la primera semana del mes de marzo de 2014 se colocó en la habitación 601 (dedicada a la Infanta Isabel "La Chata") una pequeña vitrina con el objetivo de hacer y guardar memoria a través de ella de la visita que hicieron al hotel, el 22 de septiembre de 2008, los reyes de España D. Juan Carlos I y su esposa Dña. Sofía de Grecia. Además de comer en el restaurante del hotel, descansaron en la Suite Real. Es así como el Gran Hotel La Perla alojaba a la cuarta generación consecutiva de la Casa Real (Alfonso XII, Alfonso XIII, Juan de Borbón, y Juan Carlos I).

En esta vitrina podemos encontrar los siguientes objetos:


LIBRO DE HONOR CON LA DEDICATORIA DE LOS REYES DE ESPAÑA

Comprado en San Sebastián, este libro de honor está reservado exclusivamente a las visitas reales. Don Juan Carlos y doña Sofía fueron quienes, con su dedicatoria y su firma, estrenaron este libro. Aquél 22 de septiembre de 2008, además de firmar ambos monarcas, pusieron la siguiente dedicatoria: Al Gran Hotel La Perla con el afecto y enhorabuena.



PLUMA ESTILOGRÁFICA CON LA QUE FIRMÓ EL REY JUAN CARLOS I EN EL LIBRO DE HONOR

Adquirida en el establecimiento pamplonés Elizburu, de la calle Chapitela. Marca: Delta Italy (colección: dolce vita colection). Se trata de una pluma con plumilla de oro de 18 kt / 750%o



FOTOGRAFÍA DEDICADA AL HOTEL

Imagen fotográfica de los reyes de España, obsequiada al hotel por la Casa Real, en la que estos han plasmado la siguiente dedicatoria: Al Gran Hotel La Perla de Pamplona con saludo afectuoso, firmada por los dos.





MENÚ DEL BANQUETE SERVIDO EN EL HOTEL A LOS REYES

Díptico impreso, con el escudo oficial de Navarra, que recoge el menú del banquete servido ese día en el hotel a los reyes de España, que estuvieron acompañados de diferentes autoridades locales, provinciales y nacionales.
El menú estuvo compuesto por: verduras de la huerta pamplonesa de la Magdalena (brócoli, acelga, coliflor, alubia verde, borraja, y espárragos trigueros); Solomillo de ternera del Baztán con pimientos y patatas rotas; Tortita de cuajada con nueces, frutas silvestres, e hilos de miel de Navarra; y Café. Todo ello regado con diversos vinos de la Denominación de Origen de Navarra, correspondientes a las bodegas Julián Chivite, Otazu, y Ochoa.