¡Conozca San Fermín con nuestra ruta!

Una visita guiada con la que viajará al origen de las fiestas de la mano de Fernando Hualde

Habitaciones Históricas

Estancias dedicadas a personajes como Víctor Eusa, Hemingway, Pablo Sarasate, Orson Welles o Manolete

Suite 201 Hemingway

El mejor embajador de las fiestas de San Fermín cuenta con una Suite personalizada que se conserva tal y como él la conoció.

El placer de un buen desayuno servido en mesa

Disfrute de la calma de nuestros desayunos "La Perla" o "El Continental"

El Salón La Perla

Podrá descansar y disfrutar de la colección de libros firmados por nuestros huéspedes

14 cosas que ver en Pamplona

La Plaza Consistorial y el Ayuntamiento, la catedral de Pamplona y su exposición "Occidens" o su torre de la campana María, la ruta de la muralla, la ciudadela y el Parque de la Taconera, el recorrido del encierro, el Museo de Navarra o la Plaza del Castillo haciendo una parada en el gran Hotel La Perla para conocer la habitación en la que pernoctaba Hemingway, son algunas de las 14 ideas que propone "Salta Conmigo" para conocer la ciudad de Pamplona y no perderse nada. Una ruta en la que recoge los lugares históricos de la ciudad, las mejores vistas para contemplarla y muchas sugerencias para disfrutar al 100% de su experiencia en la capital navarra.



Por nuestra parte, les invitamos a que cuando visiten la ciudad no dejen de venir a vernos ya que organizamos pequeñas visitas guiadas dentro de nuestro hotel para que conozcan nuestra historia que se remonta al año 1881. Desde entonces, miles de ilustres personajes nos acompañado y algunos de ellos tienen la suerte de contar en homenaje con una habitación personalizada no solo con su nombre, sino con objetos y piezas únicas vinculadas con su vida o actividad profesional. Una experiencia que ya no queda reservada única y exclusivamente para quien se aloje en el hotel, usted podrá también adentrarse en la que fue y es historia viva de la ciudad.


¡Le esperamos!

(puede ponerse en contacto con nosotros para solicitar más información en el mail: informacion@granhotellaperla.com)









Nos visita la escritora María Dueñas



La escritora María Dueñas participó el pasado 15 de marzo en "Diálogos de medianoche", programa de Fundación Caja Navarra que tiene lugar en CIVICAN en el que se adentra en distintos caminos de la literatura de la mano de autores que invitan a reflexionar, profundizar o dejarse llevar a otros mundos y realidades.

La escritora habló sobre su último libro, Las hijas del capitán donde narra la historia de tres jóvenes españolas que cruzaron a la fuerza un océano, se asentaron en el Nueva York de 1936 y lucharon con arrojo para encontrar su camino. Todo un tributo a las mujeres que resisten cuando los vientos soplan en contra.

Tras su paso por Pamplona y su estancia en el hotel, quisimos aprovechar la ocasión para que nos dedicase su libro, que pasará a formar parte de la colección de libros del Salón La Perla,  además de recoger sus palabras en el Libro de Honor.




175 aniversario de Sarasate



REMEMORANDO UNA ANÉCDOTA MUSICAL EN “LA PERLA” EN EL 175 ANIVERSARIO DE SARASATE


Hoy es 10 de marzo, y para nosotros, para el hotel, no es un día cualquiera. Celebramos que hace hoy 175 años, un 10 de marzo de 1844, nacía en Pamplona nada menos que Pablo Sarasate, don Pablo.

Desde nuestras redes sociales lo hemos dicho todo sobre él: excelente violinista, exigente compositor, y desde el punto de vista humano… para descubrirse.

Hoy, por tanto, hubiese sido su cumpleaños, y en consecuencia vamos a tratar de regalarle a él, a nosotros como hotel, y a todos cuantos hoy seguimos admirándole, una pincelada poco conocida de su historia, una pincelada que la esboza otro de los grandes, también violinista y compositor, y a la vez también asiduo cliente de este hotel; nos referimos a don Enrique Fernández Arbós.
Este, en su libro autobiográfico “Treinta años como violinista. Memorias. (1863-1904)” nos regala un capítulo que hace referencia directa a la que, después de la cumbre musical de 1886, sería la segunda vez que don Pablo se asomaba a un balcón del Hotel La Perla para tocar el violín, en esa ocasión desde el comedor primer piso, ubicado debajo de su habitación; y alude también al piano que seguimos conservando y que don Pablo usaba diariamente en sus estancias en La Perla; eran los Sanfermines de 1892, y en ese capítulo contaba lo siguiente:

“Una noche, terminábamos de cenar cuando nos sorprendió un tumulto más resonante que el acostumbrado, llegando a nuestros oídos el vocerío de la muchedumbre que reclamaba a Sarasate. Don Pablo se asomó al balcón y, entre los aplausos con que fue acogido, alguien gritó: .-¡Que toque!, ¡que toque para el pueblo!.
Sarasate entró en el comedor.
.- Ea, Arbós. Vamos a tocar mi ‘Jota para dos violines’
Otto Goldschmidt, ayudado por un par de amigos, aproximó un piano vertical al balcón, y en este, que era relativamente espacioso y avanzaba en pronunciado saliente, nos colocamos, ejecutando la Jota en medio del silencio emocionado y vibrante de aquellas ocho mil almas apiñadas en inmenso grupo expectante. Todavía recuerdo las singulares condiciones acústicas de la enorme plaza que, con gran sorpresa nuestra, recogía y avaloraba el sonido de nuestros dos violines y el entusiasmo verdaderamente conmovedor de los buenos navarros que nos hicieron repetir la Jota y luego obligaron a Sarasate a tocar solo, pagándole con las ovaciones más clamorosas y sinceras”

Es precisamente a partir de este año cuando se consolida la costumbre en don Pablo Sarasate de obsequiar a sus paisanos con un concierto de violín desde su balcón. Quede aquí esta “perla” de su historia en este, su 175 aniversario. ¡Felicidades don Pablo!.








¿Ha visto usted a Juan Belmonte?

HABITACIÓN 103


Si alguien había guasón ese era el matador de toros Juan Belmonte. Y sino que se lo pregunten a aquella empleada del hotel natural de un pueblo del norte de Navarra en donde sólo se hablaba la lengua vasca, y que tenía sus dificultades para entender el castellano.




Sucedió en una ocasión, allá en los años veinte del pasado siglo, que Juan Belmonte prendado de la gracia y de la inocencia de aquella camarera se acercó en varias ocasiones a ella preguntándole siempre si había visto al torero Juan Belmonte, o sea, a él mismo. La ingenua empleada le contestaba una y otra vez lo mismo, que no conocía al matador y que, en consecuencia, no podía darle señal alguna sobre el mismo. Estando ya un poco cansada de tan reiterado y absurdo interrogatorio coincidió que, estando cerca del torero, otra empleada de La Perla le indicó que aquél era el afamado Juan Belmonte; inesperado descubrimiento que provocó tanto su sorpresa como su enfado.



El socarrón personaje que ocultaba su identidad volvió a acercarse a la camarera burlada y, una vez más, le hizo la misma pregunta: “Por favor, ¿no habrá visto por aquí al torero Juan Belmonte?”. Ella, expresándose como mejor pudo, cambió su habitual contestación, y le dijo: “No, no le he visto. Estoy segura de ello, porque si le hubiera visto no se me olvidaría persona con semejante barbilla tan prominente”, exagerando así, irónicamente, el defecto que el torero presentaba en su rostro.




Un Camino de Santiago diferente


Peregrinos llegando al hotel


Desde el descubrimiento de la tumba del Apóstol Santiago en Compostela, en el siglo IX, el Camino de Santiago se convirtió en la más importante ruta de peregrinación de la Europa medieval. El paso de los innumerables peregrinos que, movidos por su fe, se dirigían a Compostela desde todos los países europeos, sirvió como punto de partida de todo un desarrollo artístico, social y económico que dejó sus huellas a lo largo de todo el Camino de Santiago.

El Camino Francés consta de 31 etapas y en la tercera es cuando se encuentran en la primera ciudad del Camino: Sant Jean Pied de Port-Roncesvalles, Roncesvalles-Zubiri, Zubiri-Pamplona. En Pamplona los peregrinos entran por el puente de la Magdalena que les dirigirá hacia el Portal de Francia o de Zumalacárregui. Muchos son los lugares de interés que podrán visitar como por ejemplo: el Rincón del Caballo Blanco, la Catedral de Santa María la Real, el Ayuntamiento, las Iglesias de Santo Domingo,  San Saturnino o San Nicolás, el Museo de Navarra y como no, la Plaza del Castillo, en la que nos encontramos.

En nuestro hotel disfrutarán del mejor descanso en habitaciones de personajes históricos con vistas a la c/Estafeta o Plaza del Castillo, además del asesoramiento en la ruta, gestión de equipajes o sellado de credenciales. Un buen masaje relajante y disfrutar de la variada oferta gastronómica que ofrece Pamplona serán la clave para continuar el camino con fuerza y energías renovadas.

Con el código PEREGRINOPERLA obtendrá un 12% de descuento en su reserva.

Les invitamos a ver este vídeo donde lo podrán comprobar:


 







Boda en Pamplona






Si Pamplona es la ciudad elegida para celebrar vuestra boda, encontraréis una oferta muy interesante donde poder disfrutar del gran día. Las mejores wedding planner en Pamplona y Navarra se dedican a asesorar a los novios sobre cómo estructurar la boda y a organizar ciertos aspectos como la decoración o la música, entre otros, pero si sois de los que os gusta preparar un día tan importante vosotros mismos para aseguraros de que salga perfecto...¿Por qué no empezar por el final?

La preparación de una boda siempre tiene momentos de nervios, tensión, incertidumbre y sobre todo muchas decisiones. Por eso, si tenéis el día y el lugar elegido, os recomendamos empezar por el final: la noche de bodas. Acertaréis seguro eligiendo un lugar con encanto, histórico y especial como son las suites del Gran Hotel La Perla (Plaza del Castillo-Pamplona). Habitaciones cuidadas al máximo detalle en las que además, podréis prepararos para ese día: vestiros, maquillaros o peinaros con calma y tranquilidad en un entorno de lujo y brindar con vuestra familia o amigas más íntimas. A muchos novios, también les encanta poder empezar su reportaje fotográfico en la habitación y aprovechar otras estancias del hotel, como el Salón La Perla, para hacer fotos únicas.

Fotos: oneshotphotowedding








La herencia del tenor

HABITACIÓN 206

Fue en dos ocasiones, en los años ochenta del siglo XIX (1884 y 1886), cuando quien fuera el mejor tenor del mundo visitase el Hotel La Perla. Julián Gayarre había triunfado en los escenarios operísticos más exigentes del mundo. Y hoy es el día en el que algunos de los mejores tenores sostienen que la voz de Gayarre no ha sido igualada.



Pero el paso del tenor por este establecimiento ha dejado una estela, es la herencia de su estancia.

Empezamos por un detalle fúnebre: la corona de flores que el Ayuntamiento de Pamplona envió a su entierro en 1890 fue confeccionada en el mismo lugar, exacto, que actualmente está el mostrador de recepción del hotel.

En 1901 el escultor Mariano Benlliure pasaba unos días en el hotel antes de partir hacia Roncal, en donde se colocó el mausoleo que cubre la sepultura de Julián Gayarre, un conjunto monumental que representó a Benlliure en los billetes de 500 pesetas. Cuatro décadas después repetiría estancia en La Perla el prestigioso escultor durante sus visitas dedicadas a la limpieza del mausoleo.
A mediados del siglo XX a quien vemos en el hotel es a Salvador Ruiz de Luna, compositor y autor del zortziko “El roncalés”, dedicado a Gayarre, y estrenado por Alfredo Kraus en el rodaje de la película “Gayarre”.



Y en 1986 a quien vemos en La Perla es al tenor José Carreras durante el rodaje de la película “Romanza final”, película biográfica del tenor Julián Gayarre. La mezzosoprano Teresa Berganza tuvo también el placer de alojarse en noviembre de 2007 en la estancia dedicada este tenor.

Nuestro recuerdo y agradecimiento

El Cardenal, y Arzobispo emérito de Pamplona-Tudela, don Fernando Sebastián, fallecía ayer, 24 de enero, en la ciudad de Málaga, donde residía desde que dejó en 2007 la archidiócesis navarra tras trece años de estar al frente de la misma.


Él, días antes de dejar la sede episcopal de Pamplona, el 24 de septiembre, se prestó a formar parte de la intrahistoria del hotel. En nuestro comedor recibió el homenaje y despedida que un grupo de amigos suyos quiso tributarle, y de paso aprovechó para bendecir, e inaugurar oficialmente, el “Rincón del Obispo”, un pequeño reservado de nuestro comedor, réplica del espacio que con el mismo nombre hubo en el Restaurante Las Pocholas del pamplonés Paseo de Sarasate. Ese acto, íntimo, privado y entrañable, fue su último acto en Navarra como arzobispo de esta archidiócesis. Nuestro recuerdo, y nuestro agradecimiento, hacia don Fernando. Descanse en paz. 





Nuevo ejemplar de "Fiesta"

Sabido es que el Gran Hotel La Perla en la habitación del escritor Ernest Hemingway exhibe en dos vitrinas una importante colección de ejemplares diferentes de la novela The Sun Also Rises (“Fiesta”), publicada en 1926 y traducida desde entonces a decenas de idiomas. Se trata, precisamente, no solo de la primera novela que publicó quien en 1954 acabó siendo Premio Nobel de Literatura, sino también de una novela que en buena parte está ambientada en las pamplonesas fiestas de San Fermín. Una colección que sigue creciendo y a la que vamos incorporando nuevos ejemplares.
Foto: Jesús Goldaraz



El último es este editado en 2015, en checo, bajo el titular “I slunce vychází”, y editado por Odeon. Con este son ya 119 ejemplares los que exhibimos en la habitación del escritor. Este es el segundo ejemplar en nuestra colección escrito en checo.


El anterior fue uno editado por la editorial Gallimard en 1949, traducido del inglés por Maurice E. Coindreau, con 252 páginas. Séptimo ejemplar escrito en lengua francesa que se incorpora a la colección.



El penúltimo ejemplar que ha llegado a estas vitrinas lleva el título “Og solen gar sin gang”, y está publicado en 1968 por la editorial Schultz; escrito en noruego, lo que eleva a 16 idiomas los presentes en esta colección.



La anterior adquisición data del año 1983, editado entonces con motivo del 75 aniversario de la editorial Rowohlt. Con este libro escrito en alemán son diecisiete los que conservamos en este idioma. 





Otro de los últimos libros incorporados fue un ejemplar editado en 2017, en francés, bajo el titular “Le soleil se lève aussi”, y editado por Gallimard. 




Y el pasado mes de noviembre pasó a formar parte a esta colección una reedición de 2016, escrita en ruso, de 318 páginas, publicada por la editorial Mockba, y que nos llega en perfecto estado de conservación.



Una colección con 118 ejemplares escritos en quince idiomas diferentes (alemán, catalán, checo, chino, danés, español, francés, griego, holandés, inglés, italiano, japonés, lituano, portugués y ruso), y publicados en 54 años diferentes. Este ejemplar es el segundo ejemplar en lengua rusa.



Se trata de una colección perfectamente catalogada conforme a las pautas archivísticas vigentes actualmente en Europa, y que junto a la colección de más de 118 ejemplares de libros dedicados por sus autores al Gran Hotel La Perla, constituyen las dos principales joyas del patrimonio literario de este hotel.