¡Conozca San Fermín con nuestra ruta!

Una visita guiada con la que viajará al origen de las fiestas de la mano de Fernando Hualde

Habitaciones Históricas

Estancias dedicadas a personajes como Víctor Eusa, Hemingway, Pablo Sarasate, Orson Welles o Manolete

Suite 201 Hemingway

El mejor embajador de las fiestas de San Fermín cuenta con una Suite personalizada que se conserva tal y como él la conoció.

El placer de un buen desayuno servido en mesa

Disfrute de la calma de nuestros desayunos "La Perla" o "El Continental"

El Salón La Perla

Podrá descansar y disfrutar de la colección de libros firmados por nuestros huéspedes

¿Ha visto usted a Juan Belmonte?

HABITACIÓN 103


Si alguien había guasón ese era el matador de toros Juan Belmonte. Y sino que se lo pregunten a aquella empleada del hotel natural de un pueblo del norte de Navarra en donde sólo se hablaba la lengua vasca, y que tenía sus dificultades para entender el castellano.




Sucedió en una ocasión, allá en los años veinte del pasado siglo, que Juan Belmonte prendado de la gracia y de la inocencia de aquella camarera se acercó en varias ocasiones a ella preguntándole siempre si había visto al torero Juan Belmonte, o sea, a él mismo. La ingenua empleada le contestaba una y otra vez lo mismo, que no conocía al matador y que, en consecuencia, no podía darle señal alguna sobre el mismo. Estando ya un poco cansada de tan reiterado y absurdo interrogatorio coincidió que, estando cerca del torero, otra empleada de La Perla le indicó que aquél era el afamado Juan Belmonte; inesperado descubrimiento que provocó tanto su sorpresa como su enfado.



El socarrón personaje que ocultaba su identidad volvió a acercarse a la camarera burlada y, una vez más, le hizo la misma pregunta: “Por favor, ¿no habrá visto por aquí al torero Juan Belmonte?”. Ella, expresándose como mejor pudo, cambió su habitual contestación, y le dijo: “No, no le he visto. Estoy segura de ello, porque si le hubiera visto no se me olvidaría persona con semejante barbilla tan prominente”, exagerando así, irónicamente, el defecto que el torero presentaba en su rostro.




Un Camino de Santiago diferente


Peregrinos llegando al hotel


Desde el descubrimiento de la tumba del Apóstol Santiago en Compostela, en el siglo IX, el Camino de Santiago se convirtió en la más importante ruta de peregrinación de la Europa medieval. El paso de los innumerables peregrinos que, movidos por su fe, se dirigían a Compostela desde todos los países europeos, sirvió como punto de partida de todo un desarrollo artístico, social y económico que dejó sus huellas a lo largo de todo el Camino de Santiago.

El Camino Francés consta de 31 etapas y en la tercera es cuando se encuentran en la primera ciudad del Camino: Sant Jean Pied de Port-Roncesvalles, Roncesvalles-Zubiri, Zubiri-Pamplona. En Pamplona los peregrinos entran por el puente de la Magdalena que les dirigirá hacia el Portal de Francia o de Zumalacárregui. Muchos son los lugares de interés que podrán visitar como por ejemplo: el Rincón del Caballo Blanco, la Catedral de Santa María la Real, el Ayuntamiento, las Iglesias de Santo Domingo,  San Saturnino o San Nicolás, el Museo de Navarra y como no, la Plaza del Castillo, en la que nos encontramos.

En nuestro hotel disfrutarán del mejor descanso en habitaciones de personajes históricos con vistas a la c/Estafeta o Plaza del Castillo, además del asesoramiento en la ruta, gestión de equipajes o sellado de credenciales. Un buen masaje relajante y disfrutar de la variada oferta gastronómica que ofrece Pamplona serán la clave para continuar el camino con fuerza y energías renovadas.

Con el código PEREGRINOPERLA obtendrá un 12% de descuento en su reserva.

Les invitamos a ver este vídeo donde lo podrán comprobar:


 







Boda en Pamplona






Si Pamplona es la ciudad elegida para celebrar vuestra boda, encontraréis una oferta muy interesante donde poder disfrutar del gran día. Las mejores wedding planner en Pamplona y Navarra se dedican a asesorar a los novios sobre cómo estructurar la boda y a organizar ciertos aspectos como la decoración o la música, entre otros, pero si sois de los que os gusta preparar un día tan importante vosotros mismos para aseguraros de que salga perfecto...¿Por qué no empezar por el final?

La preparación de una boda siempre tiene momentos de nervios, tensión, incertidumbre y sobre todo muchas decisiones. Por eso, si tenéis el día y el lugar elegido, os recomendamos empezar por el final: la noche de bodas. Acertaréis seguro eligiendo un lugar con encanto, histórico y especial como son las suites del Gran Hotel La Perla (Plaza del Castillo-Pamplona). Habitaciones cuidadas al máximo detalle en las que además, podréis prepararos para ese día: vestiros, maquillaros o peinaros con calma y tranquilidad en un entorno de lujo y brindar con vuestra familia o amigas más íntimas. A muchos novios, también les encanta poder empezar su reportaje fotográfico en la habitación y aprovechar otras estancias del hotel, como el Salón La Perla, para hacer fotos únicas.

Fotos: oneshotphotowedding








La herencia del tenor

HABITACIÓN 206

Fue en dos ocasiones, en los años ochenta del siglo XIX (1884 y 1886), cuando quien fuera el mejor tenor del mundo visitase el Hotel La Perla. Julián Gayarre había triunfado en los escenarios operísticos más exigentes del mundo. Y hoy es el día en el que algunos de los mejores tenores sostienen que la voz de Gayarre no ha sido igualada.



Pero el paso del tenor por este establecimiento ha dejado una estela, es la herencia de su estancia.

Empezamos por un detalle fúnebre: la corona de flores que el Ayuntamiento de Pamplona envió a su entierro en 1890 fue confeccionada en el mismo lugar, exacto, que actualmente está el mostrador de recepción del hotel.

En 1901 el escultor Mariano Benlliure pasaba unos días en el hotel antes de partir hacia Roncal, en donde se colocó el mausoleo que cubre la sepultura de Julián Gayarre, un conjunto monumental que representó a Benlliure en los billetes de 500 pesetas. Cuatro décadas después repetiría estancia en La Perla el prestigioso escultor durante sus visitas dedicadas a la limpieza del mausoleo.
A mediados del siglo XX a quien vemos en el hotel es a Salvador Ruiz de Luna, compositor y autor del zortziko “El roncalés”, dedicado a Gayarre, y estrenado por Alfredo Kraus en el rodaje de la película “Gayarre”.



Y en 1986 a quien vemos en La Perla es al tenor José Carreras durante el rodaje de la película “Romanza final”, película biográfica del tenor Julián Gayarre. La mezzosoprano Teresa Berganza tuvo también el placer de alojarse en noviembre de 2007 en la estancia dedicada este tenor.