La Suite 201 de Hemingway

El escritor y novelista estadounidense llegó a Pamplona, por primera vez, el 6 de julio de 1923 en calidad de corresponsal en Europa del semanario canadiense Toronto Star. Sus crónicas periodísticas y su novela Fiesta favorecieron la divulgación internacional de las fiestas de San Fermín.


Hemingway fue galardonado en 1954 con el Premio Nobel de Literatura. Visitó los sanfermines en un total de nueve ocasiones; la última de ellas en 1959. Se suicidó en el año 1961 en víspera de los sanfermines.


Al menos en las fiestas de San Fermín de los años 1953 y 1959 alojó al escritor y Premio Nobel, el estadounidense Ernest Hemingway, lo que posteriormente ha permitido que esta habitación haya adquirido una fama internacional. Para algunas agencias y tour operadores esta estancia esta considerada como la habitación de hotel más famosa del mundo.


El estilo y la decoración de esta habitación es fruto de la reforma realizada en el año 1951. Desde ese año, hasta el 2005, el número de esta habitación fue el 217.Después de la reforma de los años 2005-2007 la habitación ha quedado numerada con el 201.

Los reportajes que a ella se han dedicado en las dos últimas décadas en los cinco continentes se pueden contar por centenares. En la recepción del hotel ha habido años en los que se ha atendido a más de doscientos periodistas interesados en elaborar una información sobre esta habitación.





 Algunas Curiosidades...
Esta estancia ha sido escenario de hechos curiosos. El grupo teatral La Cubana dio en ella una rueda de prensa; los actores recibieron a los periodistas… ¡en la cama!. 
Un importante empresario sueco quiso mantener la reserva de esta habitación durante los Sanfermines hasta el año 2040. 

Otro afamado peluquero a nivel internacional usó esta estancia para fotografiar los peinados que quería promocionar ese año. 
Hay varias cadenas de televisión españolas de ámbito nacional, emisoras de radio, e incluso algún importante periódico francés que llevan varios años dedicando un espacio informativo anual a esta habitación recordando el paso por ella de Ernest Hemingway.

Escritores, empresarios, y clientes de gran relevancia social buscan cada año alojarse en la misma habitación que ocupara en los años cincuenta el escritor.

La reforma realizada en los años 2005, 2006, y 2007, estuvo condicionada por la voluntad de conservar intacta esta habitación para que continuase siendo un homenaje permanente al escritor norteamericano. En esa reforma se respetó escrupulosamente la estancia, de tal manera que, ofreciendo esta todos los servicios y prestaciones propias de un hotel de 5 estrellas, conserva íntegramente el mismo mobiliario y la misma decoración.



Si decide alojarse en nuestro hotel, podrá disfrutar de una suite o habitación especial de 50 metros cuadrados ubicada en el segundo piso del hotel. Tiene dos balcones con orientación a la calle Estafeta, por donde corren los toros durante las fiestas de San Fermín. La estancia se ha respetado con la distribución de dos camas, cada una de ellas con 110 centímetros de ancho. Los cabezales, el escritorio, los apliques de dorados de los armarios y puertas e incluso el radiador antiguo, fueron conocidos por Hemingway.

Wifi, insonorización, TV de plasma, prensa diaria, servicio de aguas, detalle de bienvenida o carta de almohadas para hacer de su estancia un auténtico lujo.

Amplio baño, con cabina de hidromasaje, y doble bañera con más de 400 litros de agua.


                                                                         BIOGRAFÍA

Ernest Miller Hemingway nació el 21 de julio de 1899 en Oak Park, Illinois (Estados Unidos). Fue el segundo de seis hermanos.

En su adolescencia mostró interés por el boxeo, por la caza, y por la pesca, aficiones las dos últimas que nunca abandonaría. Dejó los estudios para ponerse a trabajar como periodista en el rotativo Kansas City Star, un trabajo efímero, pues la primera Guerra Mundial cambió el rumbo de su vida.

En 1920 Hemingway retomaba su dedicación al periodismo colaborando con el semanario canadiense Toronto Star Weekley. Este periódico le envió a Europa de corresponsal; se afincó en París con su primera esposa, y allí creó su propio círculo de amigos (John Dos Pasos, Gertrude Stein, Scott Fitzgerald, James Joyce, Ford Madox, y Ezra Pound) a los que se conoció como la "generación perdida".

Durante su estancia en París compaginó su labor periodística con la escritura de poemas, cuentos y narraciones cortas, lo que derivó en una interesante evolución del periodismo hacia la literatura narrativa.

Hasta Canadá llegaron noticias de que en una pequeña ciudad del norte de España, junto a los Pirineos, los mozos corrían en la calle delante de los toros. El Toronto Star, ante esta noticia tan curiosa, decidió enviar a Pamplona a su corresponsal en Europa; y es así como en 1923 Ernest Hemingway visitaba por vez primera las fiestas de San Fermín.

De la experiencia vivida en sus primeros sanfermines salió su primera novela importante: The sun also rises ("Fiesta", en su traducción en español).

A partir de ese momento vemos al escritor norteamericano inmerso en una carrera literaria que alcanzaría su punto más algido en 1954 con la concesión del Premio Nobel de Literatura. Entre medio quedaban, entre otras muchas, obras literarias de la envergadura de Adios a las armas (1929), Muerte en la tarde(1932), Las verdes colinas de África (1935), o El viejo y el mar(1952), novela esta última que ganó el Premio Pulitzer.

Toda esta obra literaria tiene su base de inspiración en su pasión por las corridas de toros, la caza, la pesca, o experiencias de vida como su participación como corresponsal de guerra en la contienda española de 1936-1939, o en la II Guerra Mundial.

Está considerado como uno de los mejores novelistas y narradores del siglo XX. Falleció en Ketchum (Idaho) el 2 de julio de 1961 tras dispararse con una escopeta.

 
FIESTA: "THE SUN ALSO RISES"(1926)

"At noon on Sunday, the 6th of July, the fiesta exploded.
There is no other way to describe it. People had been coming in all day from the country, but they were assimilated in the town and you did not notice them."


El Gran Hotel La Perla, de Pamplona, exhibe en la habitación que Ernest Hemingway ocupó en los años cincuenta una colección de novelas "Fiesta", de diferentes épocas y en distintos idiomas (inglés, español, francés, alemán, portugués, italiano y danés). Se trata de 70 ejemplares que, en su exposición, se complementan con otros materiales relativos a esta misma obra. He aquí, por orden cronológico, la colección expuesta: